Las llamadas de spam son una molestia para muchos de nosotros ya que puede ser irritante e invasivo. Afortunadamente, hay medidas que puedes tomar para protegerte contra estas intrusiones no deseadas y recuperar el control sobre tus comunicaciones telefónicas. Aquí te presentamos algunos consejos y herramientas para bloquear eficazmente las llamadas de spam:

  1. Registra tu número en listas de exclusión:
    Muchos países ofrecen listas de exclusión telefónica a las que puedes unirte para evitar recibir llamadas no deseadas de telemarketing. Investiga si tu país tiene un registro nacional de no llamar y regístrate en él. Esto puede reducir significativamente el número de llamadas de spam que recibes.
  2. Utiliza aplicaciones de bloqueo de llamadas:
    Hay una variedad de aplicaciones disponibles tanto para dispositivos iOS como Android que están diseñadas específicamente para bloquear llamadas de spam. Estas aplicaciones utilizan bases de datos actualizadas de números de teléfono no deseados para identificar y bloquear automáticamente las llamadas entrantes de spam.
  3. Configura tu propio filtro de llamadas:
    Muchos teléfonos inteligentes tienen funciones integradas para filtrar y bloquear llamadas. Puedes crear una lista de números bloqueados en tu dispositivo y configurar reglas para bloquear automáticamente llamadas de ciertos tipos, como aquellas provenientes de números desconocidos o que no estén en tus contactos.
  4. No contestes llamadas sospechosas:
    Si recibes una llamada de un número desconocido o sospechoso, evita contestarla. En muchos casos, las llamadas de spam se realizan con la esperanza de que el destinatario responda, lo que confirma que el número es válido y puede llevar a más llamadas no deseadas en el futuro. Si la llamada es legítima, el remitente probablemente dejará un mensaje de voz o te contactará de otra manera.
  5. Denuncia las llamadas de spam:
    En muchos países, puedes denunciar llamadas de spam a las autoridades pertinentes, como la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) en los Estados Unidos o la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) en España. Al informar sobre las llamadas de spam, puedes ayudar a las autoridades a tomar medidas contra los operadores y a proteger a otros usuarios de telecomunicaciones.
  6. Mantén tus datos privados:
    Ten cuidado al compartir tu número de teléfono en línea o al registrarte en servicios que puedan vender tu información personal a terceros. Cuantos menos lugares tengan tu número, menos probabilidades habrá de que recibas llamadas de spam.
  7. Considera comentarlo con tu operadora para que bloquee los números:
    Algunos proveedores de servicios telefónicos ofrecen servicios de bloqueo de llamadas como parte de sus servicios. Pregunta a tu proveedor qué opciones están disponibles para protegerte contra las llamadas no deseadas.

En resumen, bloquear las llamadas de spam puede requerir un enfoque multifacético que combine el uso de aplicaciones, funciones integradas en el teléfono y buenas prácticas de seguridad. Al implementar estas estrategias, puedes reducir significativamente la cantidad de llamadas no deseadas que recibes y disfrutar de una experiencia telefónica más tranquila y sin interrupciones.


En este post te contamos 7 cosas que hacer si te roban o pierdes el móvil.

Perder nuestro teléfono móvil puede ser una experiencia desalentadora y estresante, al igual que si desgraciadamente nos lo roban. Con tantos aspectos importantes de nuestras vidas almacenados en estos pequeños dispositivos, desde contactos y fotos hasta aplicaciones y datos personales, la pérdida de un teléfono puede generar una gran preocupación e incomodidad, y seguro que si has vivido una experiencia así lo sabes. Sin embargo piensa que no todo está perdido. En este artículo, te ofrecemos 7 pasos clave que te recomendamos seguir si pierdes o te roban tu móvil, ayudándote a proteger tus datos personales o incluso a conseguir recuperarlo.

  1. Mantén la calma y evalúa la situación:

Lo primero que debes hacer si te das cuenta de que tu móvil ha desaparecido es mantener la calma y tratar de recordar dónde y cuándo viste por última vez. De nada sirve estresarse y alarmarse, porque la situación solo empeorará. En puesto de ello revisa tus bolsillos, bolsas o cualquier lugar donde creas que podrías haberlo dejado o donde recuerdes haberlo visto por última vez. Si ni así lo localizas, mantén la calma y utiliza otros métodos, a continuación te mostramos algunos de ellos.

  1. Utiliza aplicaciones de rastreo:

La mayoría de los smartphones actuales tienen opciones de rastreo integradas, como «Find My iPhone» en dispositivos Apple o «Find My Device» en Android. Estas herramientas son muy útiles en estos casos y conviene utilizarlas, ya que te permiten localizar y rastrear tu teléfono a través de otro dispositivo o ordenador. Tienes que iniciar sesión en la cuenta asociada a tu teléfono y con estas aplicaciones podrás ubicarlo en el mapa. Además, también puedes encontrar miles de aplicaciones gratuitas que ofrecen opciones de rastreo similares.

  1. Informa a tu proveedor:

Tan pronto como te des cuenta de que has perdido tu móvil, es importante que te comuniques con tu proveedor de servicios móviles. Ellos podrán bloquear tu línea y tu tarjeta SIM para evitar un uso indebido o no autorizado. Además, es posible que puedan ayudarte a rastrear o localizar tu dispositivo.

  1. Cambia tus contraseñas:

Si no tienes acceso inmediato a tu teléfono y estás preocupado por la seguridad de tus datos personales, es recomendable que cambies las contraseñas de tus cuentas importantes tan rápido como te sea posible. Esto incluye tus cuentas de correo electrónico, redes sociales, servicios bancarios en línea y cualquier otra aplicación o plataforma que sepas que contenga información personal o confidencial. Asegúrate de crear contraseñas seguras y únicas para cada cuenta.

  1. Comunícate con tus contactos:

Si tu teléfono móvil contiene información de contactos importante, como números de teléfono o direcciones de correo electrónico, considera comunicarte con tus contactos más cercanos para informarles sobre la situación. Esto les ayudará a estar alerta en caso de recibir mensajes o llamadas sospechosas provenientes de tu número.

  1. Notifica a las autoridades:

En casos de pérdida o robo, es más que aconsejable presentar un informe de pérdida o robo ante las autoridades locales. Proporcionarles detalles sobre el incidente y cualquier información relevante puede ayudar en la recuperación de tu teléfono o en la identificación de posibles delincuentes. En muchos casos se han podido recuperar con este método, así que no dudes en tenerlo en cuenta.

  1. Considera la posibilidad de un seguro o protección:

Si eres propenso a perder o dañar tus teléfonos con frecuencia, es posible que desees considerar la contratación de un seguro o protección adicional. Muchos proveedores de servicios móviles ofrecen planes de seguro que cubren pérdida, daño o robo de dispositivos móviles, lo que puede brindarte tranquilidad y asistencia en caso de futuros percances.

En definitiva, perder un teléfono móvil puede ser una experiencia estresante y todos en algún momento hemos sentido esa sensación de meter la mano en nuestro bolsillo y no encontrarlo. Pero si esto ocurre lo principal es no entrar en pánico y seguir los pasos adecuados. Con esto puedes minimizar los inconvenientes y proteger tus datos personales lo antes posible. Recuerda mantener la calma, utilizar herramientas de rastreo, informar a tu proveedor de servicios móviles y cambiar tus contraseñas para asegurarte de que tus datos estén seguros. ¡Mantén la esperanza de que tu teléfono sea encontrado o de que puedas reemplazarlo y estar nuevamente conectado en poco tiempo!