A menudo nos encontramos en situaciones en las que necesitamos compartir la conexión a Internet de nuestro teléfono móvil con otros dispositivos, como un ordenador portátil por ejemplo. Ya sea porque estás en movimiento, en un lugar sin acceso WiFi o simplemente quieres ahorrar datos móviles, compartir el WiFi de tu teléfono con tu ordenador es una función muy útil. En este artículo, te facilitamos los pasos para averiguar como compartir WiFi desde tu móvil a tu ordenador. ¡Sigue leyendo si te interesa este tema!

1. Comprobación de la Disponibilidad del Servicio:

Antes de comenzar, asegúrate de que tu plan de datos móviles permite la creación de un punto de acceso (tethering). Algunos proveedores de servicios pueden limitar o cobrar extra por esta funcionalidad, así que es importante verificar las condiciones de tu plan para evitar sorpresas desagradables en tu factura.

2. Activar el Tethering en tu Teléfono Móvil:

El primer paso es activar la función de tethering en tu teléfono móvil. Las instrucciones pueden variar según la marca y el modelo de tu dispositivo, pero generalmente puedes encontrar esta opción en el menú de configuración o en la sección de conexiones. Busca términos como «Hotspot» o «Zona Wi-Fi».

En la configuración de hotspot, podrás activar la opción y personalizar el nombre de la red (SSID) y la contraseña. Estos detalles serán necesarios para que tu ordenador se conecte a la red WiFi que estás compartiendo.

3. Conexión desde tu Ordenador:

Una vez que hayas activado el hotspot en tu teléfono móvil, dirígete a la configuración de red en tu ordenador portátil. Busca la lista de redes disponibles y deberías encontrar la red WiFi que acabas de crear en tu teléfono. Conéctate a esta red ingresando la contraseña si es necesario.

4. Verificación de la Conexión:

Una vez que tu ordenador se ha conectado a la red WiFi del teléfono, verifica que la conexión a Internet esté funcionando correctamente. Puedes abrir un navegador web y cargar una página para asegurarte de que todo esté en orden.

5. Gestión de Configuración del Hotspot:

En algunos casos, es posible que desees ajustar la configuración de tu hotspot desde tu teléfono móvil. Puedes limitar la cantidad de dispositivos que pueden conectarse, cambiar la contraseña o ajustar la configuración de seguridad. Estas opciones suelen estar disponibles en la configuración del hotspot de tu teléfono.

6. Ahorro de Datos y Desconexión:

Recuerda que compartir la conexión a través de tu teléfono móvil puede consumir datos rápidamente, especialmente si estás realizando tareas que requieren un uso intensivo de datos, como la transmisión de video. Si estás en un plan de datos limitado, asegúrate de supervisar tu consumo y desconectar el hotspot cuando ya no lo necesites para ahorrar datos.


Compartir la conexión WiFi de tu teléfono móvil con tu ordenador es una función que algún momento determinado todos necesitamos usar. Ya sea en un viaje, en un lugar sin acceso a Wi-Fi o simplemente para ahorrar datos móviles, este proceso es relativamente sencillo y puede ahorrarte complicaciones cuando necesitas estar en línea. Recuerda siempre verificar las condiciones de tu plan de datos y ajustar la configuración según tus necesidades y preferencias. ¡Ahora estás listo para mantener tu ordenador conectado estés donde estés!

A todos nos ha pasado que estamos utilizando nuestro ordenador y nos damos cuenta de que cada vez más y más lento, y nos resulta muy molesto. La eficiencia de nuestro PC es esencial para nuestra productividad y también como forma de entretenimiento, y por ello es tan importante para nosotros la velocidad. Si has notado que tu PC no está alcanzando su máximo potencial, es posible que sea el momento de implementar algunas estrategias para mejorar su rendimiento. Aquí te presentamos una guía completa; cómo acelerar tu PC: 10 consejos para mejorar el rendimiento de tu ordenador.

1. Elimina programas o apps innecesarios:

El primer paso para mejorar el rendimiento de tu PC es deshacerte de programas que ya no necesitas. Muchos ordenadores vienen preinstalados con software que rara vez utilizamos o programas que nunca usamos. Revisa la lista de programas instalados y desinstala aquellos que no contribuyan significativamente a tus tareas diarias, esto liberará espacio y mejorará la fluidez del PC.

2. Limpia regularmente tu escritorio:

Cuando un ordenador se inicia, tiene que hacer el esfuerzo de cargas todos y cada uno de los elementos del escritorio. Por ello, si procuramos mantenerlo limpio y ordenado nos dará ventaja en la velocidad de carga.

3. Libera espacio en Disco:

Un disco duro lleno puede ralentizar tu PC. Elimina archivos innecesarios, desinstala programas que ya no necesitas y utiliza herramientas integradas como el Liberador de Espacio en Disco en Windows para limpiar archivos temporales y liberar espacio.

4. Optimiza el Inicio de Windows:

Configura tu PC para que inicie solo los programas esenciales al arrancar. Demasiados programas en el inicio pueden prolongar el tiempo de arranque. Utiliza el «Administrador de tareas» para gestionar los programas de inicio y desactiva aquellos que no son esenciales.

5. Utiliza un Antivirus eficiente:

La seguridad es crucial, pero algunos programas antivirus pueden consumir demasiados recursos. Elije una suite de seguridad eficiente que brinde protección sin afectar significativamente el rendimiento de tu PC. Además, si tu ordenador no está bien protegido puede ser que entren virus y esto es uno de los mayores motivos por los que un ordenador se ralentiza. Busca un Antivirus que sea eficiente.

6. Aumenta la memoria RAM:

La memoria RAM es esencial para el rendimiento multitarea. Si tu PC tiene poca memoria, considera aumentarla. La adición de RAM permitirá que tu computadora maneje más procesos simultáneamente, mejorando la velocidad y la capacidad de respuesta.

7. Optimiza la Configuración de energía:

Ajusta la configuración de energía de tu PC para optimizar el rendimiento. En Windows, puedes hacer esto a través del «Panel de control» en la sección «Opciones de energía». Selecciona un plan de energía que equilibre la eficiencia con el ahorro de energía.

8. Desfragmenta tu Disco Duro:

Aunque los sistemas operativos modernos realizan la desfragmentación automáticamente, es posible que aún debas hacerlo manualmente. La desfragmentación mejora la eficiencia al organizar los datos en el disco duro de manera más coherente.

9. Usa Software de Optimización:

Existen herramientas de optimización de sistema que pueden realizar tareas automatizadas, como la limpieza de archivos temporales y la optimización del registro. Sin embargo, ten cuidado al elegir estas herramientas y asegúrate de seleccionar opciones confiables.

10. Actualiza tu Hardware:

Si tu PC sigue siendo lento, considera la posibilidad de actualizar hardware clave. Un disco duro de estado sólido (SSD) proporcionará tiempos de carga significativamente más rápidos que un disco duro tradicional. Además, una tarjeta gráfica más potente puede mejorar el rendimiento en juegos y aplicaciones gráficamente intensivas.

Al implementar estos consejos, estarás en más cerca de disfrutar de un rendimiento mejorado en tu PC. Recuerda que el mantenimiento regular es clave para mantener un sistema eficiente, así que incorpora estos hábitos en tu rutina para disfrutar de una experiencia más ágil y satisfactoria. ¡Prueba estos trucos y cuéntanos!

¿Tienes un viaje próximamente? ¿Tienes dudas sobre como activar tus datos cuando llegues a tu destino? ¡Estás en el lugar correcto! El roaming es una función esencial en los teléfonos móviles que te permite utilizar tu dispositivo cuando viajas fuera de tu área de servicio local. Ya sea para hacer llamadas, enviar mensajes de texto o utilizar datos móviles, activar el roaming te permitirá mantener la conectividad cuando te encuentres en una ubicación distante.

En este artículo, te explicaremos cómo activar el roaming en diferentes tipos de dispositivos y algunos consejos importantes para su uso. ¡Sigue leyendo si te interesa!

¿Qué es el Roaming?

El roaming es la capacidad de tu teléfono móvil para conectarse a las redes de otras compañías de telefonía móvil cuando te encuentras fuera del área de servicio de tu proveedor de telefonía local. Esto es especialmente útil cuando viajas al extranjero o a lugares donde tu proveedor de servicios no tiene cobertura.

Activar el Roaming en Teléfonos Android

  1. Abre la Configuración: Ve a la aplicación de Configuración en tu teléfono Android.
  2. Selecciona «Redes e Internet»: Dentro de la Configuración, busca la opción «Redes e Internet» o similar.
  3. Accede a «Red móvil»: En la sección «Redes e Internet», selecciona «Red móvil» o «Tarjetas SIM».
  4. Activa el Roaming de Datos: Dentro de la sección de «Red móvil», podrás encontrar la opción para activar el «Roaming de datos». Activa esta opción para habilitar el uso de datos móviles en roaming.

Activar el Roaming en iPhone o iPad

  1. Ve a la Configuración: Abre la aplicación Configuración en tu dispositivo iPhone.
  2. Selecciona «Datos móviles» o «Datos celulares»
  3. Habilita en Opciones la opción de «Itinerancia de datos».

Consejos para el Uso del Roaming

  1. Comprueba tu plan: Antes de activar el roaming, asegúrate de entender tu plan de servicio móvil. Algunas compañías ofrecen planes de roaming internacionales, mientras que otras pueden cobrar tarifas adicionales. Lo primero que debes hacer es preguntar a tu compañía de telefonía.
  2. Desactiva aplicaciones en segundo plano: Cuando estés en roaming, evita que las aplicaciones se actualicen en segundo plano, ya que esto puede consumir una cantidad significativa de datos.
  3. Utiliza redes Wi-Fi siempre que sea posible: Para reducir los costos, busca redes Wi-Fi disponibles para realizar llamadas o utilizar datos.
  4. Comprueba la disponibilidad de servicios en el extranjero: Al viajar a otro país, verifica la disponibilidad de llamadas, mensajes y datos en ese lugar, así como las tarifas correspondientes.
  5. Configura alertas de uso de datos: Muchas compañías de telefonía móvil ofrecen alertas para mantenerte informado sobre tu consumo de datos mientras estás en roaming. Activa estas alertas para evitar cargos sorpresa.
  6. Utiliza aplicaciones de mapas sin conexión: Descarga mapas offline antes de tu viaje para evitar el uso de datos al navegar en el extranjero.
  7. Consulte a tu proveedor de servicios: Si tienes preguntas sobre el roaming, comunícate con tu proveedor de servicios móviles. Pueden proporcionarte información específica sobre tarifas, cobertura y opciones de roaming internacional.

Activar el roaming en tu teléfono móvil es sencillo y te brinda la flexibilidad de mantener la conectividad cuando viajas. Asegúrate de comprender las tarifas y políticas de tu proveedor de servicios antes de activar el roaming para evitar sorpresas en tu factura. Con el roaming habilitado, podrás estar conectado dondequiera que vayas. Ahora podrás tener la tranquilidad de viajas conectado siempre. ¡Buen viaje!

Comprar un nuevo ordenador puede ser una inversión importante, y tomar la decisión correcta es crucial para asegurarte de que obtienes un dispositivo que satisfaga tus necesidades y te ofrezca un rendimiento sólido durante años. Con la gran variedad de opciones disponibles en el mercado, es importante estar bien informado antes de tomar una decisión. En este artículo, te proporcionaremos 10 consejos básicos para comprar un nuevo ordenador.

1. Define tus Necesidades

El primer paso antes de comprar un nuevo ordenador es determinar tus necesidades específicas. ¿Para qué vas a utilizar la computadora? ¿Es para trabajo o universidad, juegos, diseño gráfico, navegación en internet o una combinación de estos usos? Entender tus necesidades te ayudará a elegir el tipo de ordenador y las especificaciones adecuadas.

2. Elige el Tipo de Ordenador

Existen varios tipos de ordenadores, incluyendo portátiles, computadoras de escritorio, todo en uno y tablets. Cada uno tiene sus propias ventajas y desventajas. Considera tu estilo de vida y tus preferencias para determinar cuál es el adecuado para ti.

3. Establece un Presupuesto

El precio de los ordenadores varía ampliamente, desde opciones económicas hasta dispositivos de gama alta. Establece un presupuesto realista antes de comenzar a buscar para evitar gastar más de lo necesario. Recuerda que el costo no siempre se traduce directamente en mejor rendimiento.

4. Investiga y Compara Marcas y Modelos

Investiga las marcas y modelos disponibles en el mercado. Lee reseñas, compara características y presta atención a las opiniones de los usuarios. Esto te ayudará a tener una idea clara de las opciones que mejor se adaptan a lo que buscas, si sólo lo quieres para ocio puede que te sirva un modelo más básico, mientras que si buscas un ordenador con las últimas tendencias para tu trabajo necesitarás uno más concreto.

5. Considera las Especificaciones Técnicas

Las especificaciones técnicas son fundamentales. Presta atención a aspectos como el procesador, la cantidad de RAM, el tipo de almacenamiento (disco duro o SSD), la tarjeta gráfica y la duración de la batería (en el caso de portátiles). Asegúrate de que las especificaciones sean adecuadas para las tareas que planeas realizar.

6. Tamaño y Peso (Portátiles)

Si optas por un portátil, ten en cuenta el tamaño y el peso. ¿Necesitas un dispositivo ultraportátil o uno más grande con una pantalla más amplia? Piensa en cómo planeas transportarlo y dónde lo usarás con mayor frecuencia.

7. Sistema Operativo

Considera el sistema operativo que prefieres. Las opciones más comunes son Windows, macOS (para dispositivos Apple) y diversas distribuciones de Linux. Elige el que mejor se adapte a tus necesidades y preferencias.

8. Conectividad y Puertos

Asegúrate de que el ordenador tenga suficientes puertos USB, HDMI, y otros conectores que puedas necesitar. También verifica si es compatible con tecnologías inalámbricas como Wi-Fi y Bluetooth.

9. Servicio Postventa y Garantía

Investiga la calidad del servicio postventa y la garantía ofrecida por el fabricante. Un buen soporte técnico y una garantía sólida pueden ser decisivos en caso de problemas futuros. La garantía también es importante para asegurarte de que no habrá problemas en el caso de que salga defectuoso o diferente a lo que esperabas de él.

10. Recicla o Dona tu Antiguo Dispositivo

Si estás reemplazando un ordenador antiguo, considera reciclarlo o donarlo si todavía funciona. Esto es más amigable con el medio ambiente y puede ayudar a otros que necesitan un ordenador. Además te puede ayudar a sacar un dinero extra para ayudarte en la compra del nuevo.


Comprar un nuevo ordenador puede ser emocionante y gratificante si sigues estos consejos. Recuerda que la paciencia y la investigación son clave para tomar una decisión informada y adquirir un dispositivo que se ajuste perfectamente a tus necesidades y presupuesto. ¡Disfruta de tu nuevo ordenador!